5 claves para el éxito del emprendimiento corporativo desde los Recursos Humanos


“No, no lo intentes; hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes”

YodaMaestro “Jedi”, personaje ficticio de la saga de largometrajes “Star Wars”.

Emprender dentro de la empresa

El intraemprendimiento, o emprendimiento corporativo (En inglés denominado “Corporate Entrepreneurship”), es una de las mejores fórmulas para fomentar la innovación en la empresa. Consiste en fomentar la puesta en práctica de las ideas de los integrantes de la empresa a través de la disposición de recursos económicos, materiales y humanos de la compañía, a fin de establecer nuevas líneas de productos o servicios, o nuevos negocios. Así nacieron Google News, AdSense o Street View, desde las propias entrañas del gigante Google.

Los intraemprendedores identifican y crean oportunidades, impulsan el cambio y la innovación, son capaces de iniciar nuevos negocios, y proporcionan liderazgo para la renovación estratégica para crear valor económico. Sobresalen debido a su capacidad de dirigir proyectos y personas.

¿El intraemprendimiento es cosa de multinacionales?

Grandes empresas de los sectores más potentes en innovación poseen programas de emprendimiento corporativo. Según el estudio “Corporate Venturing Shifts Gears”, publicado en abril del año pasado por la consultora estadounidense Boston Consulting Group, sobre la presencia de este fenómeno, reveló que entre las 30 mayores empresas estadounidenses, de 7 diferentes sectores analizados, el 40% de estas aplican esta clase de programas de intraemprendimiento.

Como ya he comentado en el artículo La Gestión del Talento: pieza clave para fomentar la Innovación en la Empresa, en el competitivo entorno empresarial, la clave para la supervivencia es la anticipación de los cambios que se sucedan, y poseer cintura para un ajuste rápido. En su post “Corporate Entrepreneurship”, el decano de la Facultad de Empresa y Comunicación de la Universidad de Vic, Xavier Ferrás, indica que los proyectos de innovación en la empresa hasta ahora se habían impulsado a través de paradigmas de eficiencia, como cualquier otro proceso en la empresa. Este concepto de intraemprendimiento se basa en el uso de las técnicas de las “Startups”: puesta en práctica de ideas de negocio disruptivas, arriesgadas, actuando la empresa como incubadora y/o aceleradora, de nuevas actividades a desarrollar en la propia empresa, o autónomamente. También explica que “no sólo Google o Samsung disponen de procesos de “Corporate Entrepreneurship”. También empresas como Telefónica (Wayra), Mercadona, Endesa o Fluidra han creado sus propias incubadoras”.

Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) suelen estar constituidas en torno a personalidades empresariales, que deben apoyarse en intraemprendedores para su crecimiento. Teniendo en cuenta que sólo las personas tenemos capacidad de innovar, las Pymes que no cuenten con estos, seguramente tendrán dificultades, o incluso desaparecerán por completo. Recuerde aquella frase de Warren Buffet: (1930), inversor y empresario estadounidense

“Contrata a los mejores y déjalos hacer lo que saben. Si no, contrata a los más baratos y que hagan lo que tú digas”

Ventajas de apostar por el emprendimiento corporativo

  • La empresa puede beneficiarse de nuevos ingresos.
  • Se produce una diversificación de los sectores de actividad, o los productos o servicios de la empresa.
  • Se envía el mensaje a toda la empresa de que las buenas ideas serán escuchadas.
  • Permite aprovechar el Talento disponible en la empresa.
  • Se crea una cultura de innovación constante.
  • Aumenta la retención del Talento.
  • Se fomenta un espíritu empresarial a toda la plantilla.
  • Se motiva al personal permitiéndole dedicar tiempo remunerado a realizar nuevas ideas de negocio.
  • Permite la participación en los beneficios que generen las ideas exitosas.

Riesgos asociados al descarte del intraemprendimiento como estrategia de innovación

  • Pérdida de oportunidades empresariales por ideas de negocio que serán puestas en práctica fuera de la organización.
  • Oposición de miembros de la plantilla a la estrategia de la empresa o a la falta de la misma.
  • Posible salida de personal valioso en busca de su autorealización.
  • Desmotivación del personal por no sentir que sus propuestas son valoradas, lo que lleva a la inacción.

El papel del Departamento de Recursos Humanos: 5 claves

  1. En primer lugar, es necesario que la Dirección impulse el emprendimiento corporativo desde la cultura de empresa y sus objetivos estratégicos. El Departamento de Gestión de Personas es clave en el modelado de la cultura organizacional, y debe contribuir con su visión de gestión del Talento a su definición.
  2. A continuación, es clave proceder a la identificación de intraemprendedores en nuestra organización. David Hernández, Economista y Psicólogo tinerfeño especializado en Coaching para el Desarrollo y Gestión de Equipos, definió en una reciente ponencia sobre Emprendimiento, el perfil de los emprendedores. A través de la administración de tests sobre motivación, podemos descubrir en aquellos que se muestren con perfiles motivacionales con tendencia al Reconocimiento y a la Autorealización, como los candidatos a intraemprendedores en nuestra empresa.
  3. De forma paralela, debe capacitarse a los mandos intermedios y directivos en técnicas de liderazgo para el fomento y la gestión del emprendimiento corporativo, así como concienciar en cascada a los mandos sobre la importancia de aplicar la nueva estrategia de innovación basada en el intraemprendimiento. Las claves sobre cómo actuar sobre el liderazgo para la innovación las puedes encontrar en mi artículo La Gestión del Talento: pieza clave para fomentar la Innovación en la Empresa.
  4. Otra acción imprescindible es la puesta en práctica de una campaña de comunicación para hacer llegar a toda la organización la nueva estrategia, sus fundamentos, sus objetivos y la forma en que se articulará para su convivencia con las tareas y funciones, por llamarlas de alguna manera, “ordinarias” de cada puesto de trabajo y departamento.
  5. Ya sólo queda impulsar internamente proyectos de innovación para que las personas seleccionadas experimenten y exploren sus ideas. Las reglas a aplicar no deben ser las tradicionales, y debe tratarse de procesos de innovación disruptivos, no incrementales (La mejora incremental de productos o servicios actuales se reserva a I+D). Los plazos también serán diferentes, y se tolerará el fracaso, que se verá como una oportunidad de aprendizaje.

No olvidemos la necesidad de crear valor social además de económico. Como dijo Henry Ford, (1863 – 1947), empresario estadounidense, fundador de Ford Motor Company y padre de las cadenas de producción para la producción en masa:

“Un negocio que no hace otra cosa más que dinero, es un negocio pobre”

El camino del medio: fomento del intraemprendimiento a medio gas

La puesta en práctica de este tipo de proyectos a veces se realiza ineficazmente por la falta de compromiso de los directivos o mandos con la nueva estrategia. Estos son los tres errores más comunes a evitar en su implementación:

  1. La ineficacia en la asignación de recursos: a veces el intraemprendedor se encuentra con que no puede utilizar sus recursos teóricos porque están en uso (Humanos o materiales). También puede suceder que no disponga del tiempo teórico asignado, pues la carga ordinaria de trabajo lo impide. La innovación de la empresa no debe desarrollarse a costa del tiempo de ocio del empleado.
  1. Procesos de toma de decisiones largos y/o complicados: cuando no se dota de autonomía a los equipos de innovación. Esto hace que se “enfríe” la llama, se alarguen los procesos y decaiga el interés. El equipo de innovación debe ser empoderado para tomar sus riesgos dentro del marco que se haya fijado en su creación.
  1. La burocracia de las jerarquías: cuando existen dependencias orgánicas y funcionales, o cuando la estructura es muy vertical, el aumento de la burocracia dificulta la innovación. El caso es que esta burocracia desmiembra los equipos, y puede dar lugar a la toma de decisiones basadas en intereses personales frente a los de la organización en su conjunto.

¿Necesitas algún argumento más para implantar una estrategia de emprendimiento corporativo?

…………………………………………………………………..

SOBRE EL AUTOR:

Soy Honorio Jorge. Colaboro en la mejora de tu Negocio a través de la Dirección de Personas. Estoy especializado en generar valor económico y social para las organizaciones, aplicando nuevas formas de Gestión de los Recursos Humanos, a través del modelado de la Cultura Corporativa, el Desarrollo del Talento, y procurando el Bienestar y la Felicidad Laboral.

Espero que te haya sido de utilidad la lectura de este post. Te invito a conectar en mis perfiles de redes sociales, ¡los lectores de Talentions.com siempre son bienvenidos!

Imagen relacionada Imagen relacionada Resultado de imagen de ICONO LINKEDIN

¡Viva la generosidad!, si quieres utilizar contenidos de Talentions.com, por favor, no olvides mencionar la referencia en tu texto, y enviarme un mail con el link. Me comprometo a ayudarte en su difusión.

Si has leído hasta aquí, ha llegado el momento de pedirte tu colaboración: te agradezco mucho que compartas con alegría este artículo en redes sociales. Por favor, utiliza los enlaces que tienes más abajo.

Y si te apetece, puedes dejar un comentario que, con mucho gusto, te contestaré personalmente. ¡Gracias por tu feedback!

[Post publicado originalmente en el Blog de los RRHH de MHP Servicios de Control]
Imagen: Pixabay.com